La climatización y la distribución de aire como factor de impacto ante la propagación del Covid-19

Dentro del marco de la pandemia que nos afecta y las últimas declaraciones de la OMS advirtiendo la posibilidad de transmisión área del covid19, debemos tener consideraciones especiales respecto a la infraestructura donde se reúnen personas. En especial me referiré a las instalaciones de climatización en recintos hospitalarios.

Climatización de confort: Equipos fancoil y un porcentaje de aire exterior y aire recirculado que se mezclan en el “pleno” un espacio común desde donde se toma el aire que inyectará el fancoil. Es altamente recomendable no utilizar este tipo de climatización, ya que la recirculación del aire podría aumentar los riesgos de contagio. En caso de ser inevitable el uso de estos equipos, se deberá cerrar las rejillas de retorno de aire, dejando única y exclusivamente con uso de aire exterior. 

Equipos de expansión directa: Los equipos Split, casette, y todo aquel que no tenga una toma de aire exterior debe quedar apagado ya que al utilizar sistemas recirculantes aumentarán significativamente el riesgo de contagio.

UMAs: Las unidades manejadoras de aire deben dividirse según su uso, ya que unas utilizan mezcla de aire exterior y retornado y las de unidades críticas sólo utilizan aire exterior. Las de uso de mezcla de aire, deben buscar la manera de evitar el uso de aire retornado compensando el déficit de caudal de retorno con el uso de aire exterior, y tener presente que será más difícil de alcanzar las temperaturas requeridas y se tendrá mayor gasto energético. Las unidades que utilizan 100% de aire exterior, no tendrían problemas de operación y sólo se debe tener claro que están tomando aire fresco desde una zona limpia y evitar vectores contaminantes como venteos de aguas servidas o zonas de circulación de personas

Ventiladores: Se debe privilegiar la inyección de aire fresco vigilando que las tomas se encuentren en zonas limpias y libres de vectores contaminantes. Se debe cuidar la extracción a los cuatro vientos en la zonas de pacientes contagiosos y de personas que pudiesen ser contagiantes y sin vigilancia (áreas comunes) para mantener una presión negativa y de “barrido” que minimice los riesgos de contagio entre pacientes y al personal clínico. Revisar que los balances de inyección y extracción mantenga presión negativa en estas zonas.

Cuidados del personal de mantenimiento: El personal debe estar completamente protegido, con mascarillas, protectores faciales, antiparras, guantes y ropa desechable. Los filtros que se retiren deben ser manejados como material peligroso y desechados de manera adecuada para evitar contagios. Luego de ejecutadas mantenciones, el personal debe ser instruido en su desinfección y manejo de los elementos de protección personal utilizados.

Si bien, muchos de estos procedimientos debieran ejecutarse de esta forma normalmente, es sabido que existen deficiencias en la instrucción de este tipo en el personal que realiza los trabajos de mantenimiento.

También se deben considerar estos consejos ya que muchas áreas se han reconvertido para los pacientes afectados por covid 19, por lo que probablemente no se encuentren preparadas para manejar este tipo de pacientes.