SOLUCIONES INDISPENSABLES PARA SISTEMAS CRÍTICOS

¿QUE ES LA REDUNDANCIA DE ENERGÍA CRÍTICA?

La redundancia de energía eléctrica es uno de los componentes más delicados y fundamentales para asegurar la continuidad de aplicaciones de misión crítica.

Basta solo una breve interrupción de energía en el centro de datos de una empresa, en un punto de venta o cualquier otra aplicación de TI, para ocasionar un impacto económico que puede ser de dimensiones incalculables.

Por ello, la redundancia de energía eléctrica es uno de los componentes más delicados y fundamentales para lograr su óptimo funcionamiento.

Casi todas las industrias actuales dependen de sistemas críticos que pueden crear un valor significativo cuando funcionan según lo previsto, o producir una interrupción significativa cuando no lo hacen.

Las Industrias Más Críticas
1. Servicios públicos
2. Transporte
3. Telecomunicaciones
4. Producción de petróleo y gas
5. Computación en nube
6. Defensa
7. Ciudades inteligentes

Al analizar qué aspectos convierten una industria en crítica, identificamos 15 criterios para tomar en cuenta el impacto potencial de la pérdida de disponibilidad de los sistemas críticos y los ponderamos con base en la gravedad del impacto. Posteriormente, utilizamos estos criterios para crear una definición de criticidad que nuestro grupo de expertos en infraestructura crítica empleó para clasificar las industrias. Los criterios incluyen lo siguiente:

– Impacto de las caídas de las instalaciones sobre la salud de los seres humanos.

– Impacto financiero de las caídas de las instalaciones en términos de pérdida de ventas y de oportunidades.

– El orden social depende de la disponibilidad.

– Posible impacto medioambiental de las caídas de las instalaciones.

– Una parte significativa de los recursos de la empresa o las filiales afectadas depende de la disponibilidad.

– Costo de recuperación, incluidas reparaciones, sustituciones de activos afectados y medidas alternativas necesarias durante las caídas de las instalaciones.

– Inmediatez del impacto.

– Efecto dominó causado por las caídas de las instalaciones.

– Alcance probable de los efectos de las caídas de las instalaciones.

– Investigación subjetiva de la criticidad de la industria.

– Impacto del daño a la reputación causado por las caídas de las instalaciones en el mercado competitivo.

– La falta de disponibilidad provoca frustración y angustia.

– Las caídas de las instalaciones conllevan el riesgo de una alta indignación pública o de los medios.

– Duración probable del impacto (sobre el funcionamiento).

– Prioridad de la disponibilidad de la industria.

Todas las empresas –grandes, medianas y pequeñas– con aplicaciones críticas deben adoptar tres soluciones indispensables:

1. Sistemas UPS trifásicos que integran configuración de redundancia interna N+1, una tecnología que incorpora módulos adicionales de potencia a fin de asegurar la disponibilidad del UPS ante el fallo de algún componente del mismo o durante su mantenimiento.

2. Sistemas UPS trifásicos con tecnología paralelo redundante que permiten interconectar el UPS principal con otro secundario a fin de proporcionar energía de respaldo.

3. PDU (unidad de distribución de energía) con tecnología ATS (switch de transferencia automática), permite conectar dos sistemas UPS de distinta marca o capacidad para generar redundancia de energía. Esta opción es ideal para las empresas que tienen poco presupuesto, ya que les permite utilizar cualquier equipo UPS.

Estos elementos permiten la continuidad en la ejecución del servicio que necesite de una constante respuesta que brinde confianza, seguridad y eficacia para el cliente.

Si tienes una idea, proyecto o necesitas más información
sobre este tipo de solución, ponte en contacto con nosotros.




    Recuerda que también nos
    escribir directamente al Whatsapp:
    +56 9 9426 1711

    POWERTEC - Somos expertos en sistemas críticos.